lunes, 8 de junio de 2009

Origen del silencio


Es un ángel
rápido y andante
por la borda,
camino a la orilla
de la humanidad.
Si no lo encuentras
tú sabrás...
Búscalo dentro
y fuera,
en el vacío
en el latido
en el rugido.
Búscalo y aprende
a callar
a caminar
por las cornisas
del misterio.
Si al final
lo encuentras,
reza
para que permanezca
así de sublime
en su odisea
de tiempo
y espacio.
Tratando de
(inútilmente),
hacerse escuchar.
Ester-Colibrí

10 comentarios:

mimbre dijo...

Hola Ester...
Como esta evolucionando tu forma de escribir poesia...
Da gusto leerte, realmente¡¡
Me gusto, amor...
Un abrazo
Osvaldo

salvadorpliego dijo...

Te salió como un canto estos versos, con mucha musicalidad.
Bien!!!!!
Un fuerte abrazo para ti.

El Señor de Monte Grande dijo...

A veces es muy fuerte su rugido.
Muy logrado tu poema, me llena de imágenes.

Un abrazo desde MG

Helen Maran dijo...

Que bello amiga este poema ,como siempre me reconforta tu poesía, en viaje de domingo ,sos la primera que vengo a saludar el calor de Israel me beneficia para sentirme un poco mejor y me vine volandocomo angel a tu casa, abrazos de luz desde Eilat especiales para vos.

Isabel Estercita Lew dijo...

Hola Colibrí, me encanto tu vuelo poético, y quiero mucho aprender a caminar por las cornisas del misterio.

Besos

Estercita

Persis dijo...

Me gustó mucho. Lo leí varias veces y lo seguiré leyendo, ya que por cada vez, le encuentro detalles más definidos. ¡Felicitaciones!

Colibrí dijo...

Gracias Estercita por tu comentario y querer aprender a caminar por las cornisas del misterio.
Besotes
Ester-Colibrí

Colibrí dijo...

Gracias Amorosa Persis por tu comentario.
Estuve unos dias sin la Cpu.
Besotes
Ester-Colibrí

Ignacio Reiva dijo...

Me ha encantado, tiene pasión y fuerza. Saludos

Calvared dijo...

Seguiré buscando ese ángel. Un poema de fácil y agradable lectura. Felicidades y un fuerte abrazo.