viernes, 10 de septiembre de 2010

MAESTRO ESPECIAL



Tú que cantas
sin música
ni tiempo,
las letras que te aguardan
en cofres de silencio.
Tú que sueñas,
los números que bailan
repartidos de cuentas,
saltando por las tablas,
dividiendo sonrisas,
sumándole cariño,
restándole al descanso.
¿Cómo enseñarle
a un niño,
que en sus ojos reclama
un interés perdido.
Que no sabe
que puede, de tu mano,
quizás más despacito,
pero siempre intentando...
llegar al infinito.
Tú que cantas
sin música ni tiempo.
Le cantas a la vida
que te premió
sin saberlo.
Tu elección de, ¡Maestro!
.
Ester-Colibrí

5 comentarios:

Isabel Estercita Lew dijo...

Que dificil labor tienen hoy los maestros, como siempre, gracias por tu homenaje

Estercita

El Señor de Monte Grande dijo...

Tarea abnegada si las hay.

Un abrazo desde MG

alma dijo...

Drase para dar

alma dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
alma dijo...

tiempo sin saber de ti